ESPECULATOUR: VIAJE POR UN MADRID QUE NO QUEREMOS

Colaboramos en la organización de esta acción reivindicativa junto a los compañeros que componen la coordinadora "Madrid por la vivienda y el territorio" que está formada por FRAVM, Ecologistas en Acción, ATTAC, la Plataforma por una Vivienda Digna, Laboratorio Urbano, Observatorio Metropolitano, Asamblea por una Vivienda Digna de San Blas, Jóvenes de IU, plataforma Salvemos la Sierra, Coordinadora por la defensa del territorio, etc.
 
Pasada por agua comenzó la marcha de dos autobuses repletos de activistas, con una parada en las 4 torres de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid, posiblemente y por su afección también en Valdebebas, el mayor pelotazo de la historia de la Comunidad de Madrid. Allí los vecinos de la zona denunciaron la problemática acuciante que han traido las torres y la reconversión de espacios vecinales en beneficios de empresas privadas..
A continuación se recorrieron los PAU's del Norte (San Chinarro, Montecarmelo y Las Tablas) mientras se explicaba el modelo de ciudad dispersa que representan con una baja densidad que fomenta el aislamiento social, el uso del automóvil y la concentración comercial en grandes superficies. Las asociaciones vecinales expusieron sus problemas en cuanto a la consecución de equipamientos sociales (colegios, centros sanitarios, etc.) que no han llegado a la par que las urbanizaciones. Se habló también del exceso de inversión que provoca que cerca de un 40% de las viviendas estén vacías.
De ahí se partió hacia Torrelodones para denunciar el cierre de la M-50 que va a afectar a espacios con especial valor medioambiental. Entre intensa lluvia, los vecinos de la zona tras presentar la problemática del urbanismo sin control, nos obsequiaron con un estupendo ágape mientras se amenizaba el descanso con la actuación de un cantautor.

A continuación el Especulatour tomó rumbo hacia El Álamo, municipio con serias dificultades financieras en el que hay proyectado construir un aeropuerto del que los vecinos denuncían no tener ni siquiera información suficiente. En el trayecto se pasó por los inmensos desarrollos urbanísticos de Villanueva de la Cañada y Navalcarnero, donde se agolpaban casetas de venta de viviendas a 500.000 euros frente a cientos de viviendas uniformes y decenas de calles asfaltadas en espera de su urbanizador. Un auténtico despropósito.
Con eso y un caldo que ofrecieron los vecinos que ayudó a minimizar los efectos del frío, terminó una experiencia más en la lucha que los ciudadanos sostienen contra un modelo territorial tan injusto como insostenible social, medioambiental y económicamente.
 
Panfleto
 
Fotos: adn.es y púbico.es

 

© 2003-2017. Plataforma por una Vivienda Digna