CRÓNICA DE UNA MANIFESTACIÓN NO ANUNCIADA

Madrid, 7 de marzo de 2004. Qué sepamos este ha sido el primer movimiento ciudadano de relieve para protestar contra un problema que afecta a diez millones de personas en toda España: la especulación inmobiliaria.

Las frases más coreadas por las 10.000 personas que asisitieron a la manifestación fueron: "no somos votos...somos personas", "Aguirre y Gallardon...especulación", "¿Dónde estan?, no se ven, los pisos del PP", "Manos arriba, esto es un atraco", "Queremos un pisito, como el del principito", "Viviendas ya"...

Y hacemos hincapié en estas frases, porque según algunos medios de comunicación los que fuimos allí, lo hicimos para luchar por que la ampliación de la M40 no pasara por un parque, causa tan loable como falsa. No es así, señores manipuladores y defensores de la información sesgada o leida al dictado: fuimos a protestar contra la especulación inmobiliaria, esa que causa que miles de personas de los PAUs no tengan una vivienda protegida que han comprado hace años, que convierte en mentiras todas las promesas electorales sobre vivienda protegida, o que también causa que los jovenes no puedan plantearse tener un futuro en libertad. Le pese a quien le pese, fuimos a protestar contra la especulación.

Fueron miles de personas las que respondieron a la convocatoria, provenientes de todos los puntos de Madrid como así lo dicen la mayoría de los medios de comunicación. Uno se pregunta cuál es la sinrazón por la que las fuerzas de seguridad del estado, cuyos miembros seguramente tengan o hayan tenido el mismo problema, puedan rebajar tanto los números como para decir que tan sólo asistimos 500 personas. Es realmente preocupante hasta donde llegan los intentos de control de la información que ha de llegar a la ciudadanía. Por suerte hay videos y las fotos que ponen a cada uno en su sitio.

Con esto y con los muchos carteles que nos encontramos arrancados, podemos decir, que hay muchos intereses en juego y que está claro que muchos nos quiere silenciar. No se conforman con sacrificar nuestro futuro y reirse en nuestra propia cara, tampoco quieren que protestemos.

Pues gracias por no dejarnos protestar señores especuladores, eso es justamente lo que vamos a seguir haciendo, porque muy a pesar de vds. todavía seguimos siendo partícipes de una democracia que permite gritar contra la injusticia.

Gracias por el apoyo de Jorge, con piso e indignado igualmente; a Noé, que asegura que va a patentar el gorro-casa y que nos obsequió con un romántico discurso; a Ana que demostró ser una letrista profesional; a Sergio, a Javier, a David, a Marinoe, que venían de tan lejos, a Andres, Marina, Victor, dignos porteadores de pancartas. Todos vosotros habéis conseguido que Telemadrid, El Mundo, Europapress... dediquen unas palabras a esta Plataforma y que se nos empiece a conocer. Somos la semilla, tenemos que seguir participando, apoyando, involucrando a más gente y conseguir más manifestaciónes como la que se vivió ayer. Ese es el camino.

Gracias también a los amigos de "desalojemos especuladores" que nos obsequiaron con un manifiesto que contenía este ingenioso entretenimiento:

Y gracias en especial a los amigos de la Plataforma PAU de Carabanchel por darnos este soberbio ejemplo de movilización a los jovenes. Nos quedamos con la última frase de su manifiesto: "somos la avanzadilla en la lucha contra la especulación, dentro de muy poco, seremos muchos...muchos más".

 

© 2003-2017. Plataforma por una Vivienda Digna