PERFORMANCE URBE DESARROLLO EN VALENCIA

El pasado sábado 25 de noviembre a las 17:00 h nos reunimos alrededor de 16 personas en la feria Urbe Desarrollo de Valencia, casi todos trajeados, parecía aquello una boda. En cuanto llegamos a la parada del tranvía de Feria sentíamos un nerviosismo acrecentado por la presencia de un cordón de policía nacional establecido en la entrada de la feria que daba miedo, pero bueno, eso hizo aumentar en todos el grado necesario de adrenalina.
Después de dar las consignas de seguridad y citar una hora para reunirnos de nuevo en la puerta, entramos en parejas y nos distribuimos a lo largo y ancho de la feria (que por cierto, era enorme). Nos asomaba algun que otro billete de 500 € (Bin Ladens) de los bolsillos. Yo iba con el Ladrillopoly en la mano a modo de carpeta e íbamos repartiendo entre los asistentes (sobre todo gente joven y parejas) cuartillas y preguntándoles si buscaban piso y deseándoles suerte (suerte majete!); que la iban a necesitar. Los 50 minutos que nos habíamos dado para recorrer la feria se pasaron volando, de hecho alargamos un cuarto de hora más por lo bien que se lo estaban pasando los asistentes. Vimos incluso a gente que a motu propio se había llevado fotocopias para repartir (vamos que no se si están en la plataforma o qué pero desde luego no habían acudido al punto de reunión)...Lo divertido era ver cómo nos miraban los apostados en los stands mientras repartíamos y preguntábamos en las colas de gente que esperaba su pisito ideal en alguna promoción.
A eso de las 18:15 nos volvimos a reunir en la puerta de la feria, donde ya habían algunos jugando al monopoly sentados en las escaleras. Sacamos igualmente el ladrillopoly y la gente se puso a jugar, alguno vociferaba por el derecho a la vivienda...en ese momento veiamos movimiento de policía nacional. Nuestra fotógrafa tiraba cuartillas por el suelo delante de sus narices, con una impunidad pasmosa (!!!)...sacamos el comunicado, una compañera enchufó la cámara de vídeo, y con los compañeros sentados en las escaleras de entrada a la feria leímos en alta voz el comunicado que había sido escrito esa misma mañana, denunciando la pasividad de los gobiernos, sobre todo municipales en las políticas de vivienda, en la cultura del interés especulativo y de dinero rápido que se había creado y en la desprotección y desoimiento al ciudadano de a pie...luego leímos las reivindicaciones principales del manifiesto de la Plataforma. Durante esos minutos llegaron un par de coches de la policía local e incluso un responsable de la feria salió a la puerta indignado y pidiendo a los nacionales que hicieran algo. Alcancé a ver cómo uno de ellos nos contaba con la mano y le negaba al sujeto de la feria como diciendo: -"son dieciséis, nada que hacer"-, qué sensación de poder te entra cuando puedes hacer cosas con esa impunidad. Notábamos la incomodidad de los responsables de la feria y el tener a 15 policías repartidos cerca de nosotros sin poder hacer nada te hacía sentir como dios.
Después de la lectura, aplauso general de los transeúntes, los compañeros e incluso las azafatas de la feria que se encontraban en la puerta (-"¡Olé vuestros huevos!-, dijeron). Después volvimos a Valencia donde nos reunimos en una terraza a tomar una cerveza, a intercambiar impresiones y a reirnos de lo bien que lo habíamos pasado. La próxima será más grande, lo prometemos.
 

© 2003-2017. Plataforma por una Vivienda Digna