La vivienda reducirá la escalada de precios en 2006
Invertia.com - 02 de enero de 2006
 
A menos del 10%, según los expertos

La mayoría de los expertos esperan que los precios de la vivienda sigan ralentizándose durante 2006 de forma progresiva aunque la revalorización todavía rondará los dos dígitos. La mayoría de ellos cree que la era de las vacas gordas del sector ya se ha acabado, especialmente para los inversores, aunque también están convencidos de que las subidas de los tipos de interés que se espera que apruebe el BCE en 2006 no influirán de forma importante. Tampoco se espera una caída drástica de los precios tal y como auguraban algunas firmas en lo que se ha dado en llamar el estallido de la burbuja inmobiliaria. La firma Tasamadrid, que asegura que la vivienda subió hasta diciembre en España en 2005 un 16% respecto a 2004, prevé que ese incremento se desacelere el próximo año, hasta alcanzar una tasa del 10%. El director general de la entidad, Ignacio de Navasqües, afirma que ese crecimiento del 16% fue más moderado respecto al registrado los años anteriores, por lo que, a su juicio, el encarecimiento de los pisos apunta a una tendencia de contención.

Para el presidente de Tinsa, Idelfonso Ortega, la evolución del precio de los pisos usados adelanta una nueva desaceleración para 2006, de manera que prevé que a medio plazo ese incremento esté por debajo de los dos dígitos. "Se está acentuando la ralentización del crecimiento del precio de la vivienda, pero no se ven dientes de sierra en esas correcciones del mercado", matiza.

Según esta compañía de tasación, el precio medio de la vivienda usada se situó en 1.772,7 euros por metro cuadrado a cierre del pasado mes de septiembre, lo que supone un incremento del 16,60% respecto a igual fecha de 2004, frente a las subidas interanuales del 18,9% y 17,2% registradas en el primer y segundo trimestre de 2005, respectivamente. Euroconstruct, organismo formado por 19 institutos públicos europeos de análisis del sector y representado en España por el Instituto de Tecnología de la Construcción de Catalunya (ITeC), comparte esta tesis aunque con matices y estima que la construcción de viviendas no perderá fuelle en 2006 y el ritmo de crecimiento durará todavía "un año más", hasta 2007, tras lo que podría venir "una época de estancamiento", Euroconstruct ha modificado sus previsiones en relación a las realizadas hace seis meses y ha pospuesto hasta 2007 el decrecimiento del valor total de la edificación de residencia nueva, que esperaba que se diese ya en 2006.

La consultora Roan también apoya esta moderada previsión. Así, según su director general, Luis Martín Guirado, la demanda del mercado de la vivienda nueva mantiene su fortaleza, por lo que las previsiones para el primer semestre de 2006 apuntan a un aumento de los precios de entre un 5 y 7%, según un informe de la consultora. Guirado, explicà que la demanda se mantendrá fuerte a pesar de la anunciada subida de los tipos de interés que, en el período citado, tendrá "un impacto nulo", tanto para la primera como para la segunda residencia.

La confianza del consumidor por la evolución económica o laboral es otro de los factores que influyen en la demanda y, a pesar de que hay cierta tendencia "a la baja", la confianza se mantiene estable y por tanto la demanda será "sostenida", lo que supondrá cierta estabilidad en los precios, a juicio del directivo de Roan.

Por otra parte, de acuerdo con los cálculos de la filial de General Electric, Genworth Financial Mortgage Insurance el precio de la vivienda registrará un incremento de entre el 8% y el 10% en 2006, frente a una tasa interanual del 13,4% en el último año (septiembre 2004-septiembre 2005), por lo que el encarecimiento de los pisos comenzará a experimentar una ralentización, según su director general, Juan Fernández-Aceytuno, que atribuye el crecimiento del precio de la vivienda previsto para 2006 al "tirón" de la demanda, que continuará siendo fuerte al mantenerse las perspectivas "positivas" de los españoles, gracias a variables como el empleo y los tipos de interés.

Un planteamiento similar es el que mantiene la firma Sociedad de Tasación. En opinión de esta consultora, los últimos datos sobre el sector inmobiliario confirman que los precios de la vivienda siguen y seguirán desacelerándose aunque de forma muy suave y paulatina pese al progresivo encarecimiento del precio del dinero. Así, según las cifras que baraja en estos momentos la firma Sociedad de Tasación, los precios de la vivienda cerrarán 2005 con una subida media de alrededor del 10%, frente al 12,5% experimentado a lo largo de 2004.

Además, en 2006 continuaría este ritmo descendente, lo que situaría la subida en torno al 8%, según el presidente de esta firma José Luis Estevas-Guilmain. En cualquier caso, advierte a las familias que sean muy prudentes al endeudarse ya que “cuando las revalorizaciones son menores contraer mucha deuda puede ser muy peligroso”.

En opinión de este experto, la subida de los tipos de interés no provocará grandes cambios en la demanda ya que el mercado suele prestar más atención a las perspectivas económicas y de empleo que a una escalda en el precio del dinero. “A lo que estamos asistiendo y continuaremos asistiendo es a un cambio de tendencia suave en el precio de los inmuebles, lo cual está totalmente en línea con la evolución de un país desarrollado” asegura el máximo responsable de esta consultora.

Otra de las referencias del sector, la entidad BBVA cree que los precios de la vivienda en España han desacelerado su ritmo de crecimiento, que ha pasado, en términos nominales, de un 18% a finales de 2003 a un 13% actual y estima que esta tendencia continuará en los próximos trimestres hasta situarlo en el 9% al cierre de 2006, según el informe de la entidad denominado Situación Inmobiliaria.

A juicio de esta entidad, nos encontramos ante una ralentización del crecimiento de los precios de la vivienda "suave y moderada", que se hace más patente en las comunidades con grandes mercados urbanos, entre ellas Madrid y Cataluña, así como en las orientadas al turismo exterior, que son las zonas insulares y la costa mediterránea.

El propio gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, negó recientemente en México la existencia de una burbuja inmobiliaria en España . Así, explico que aunque los precios de la vivienda en España están sobrevalorados, no implican necesariamente que se viva en una burbuja. Caruana citó como motivos del aumento del precio de la vivienda en España la llegada del euro, el aumento de la inmigración, la demanda de fincas raíces por parte de extranjeros, la competencia de los mercados hipotecarios y las rigideces de la oferta, entre otros.

Según el último estudio del Ministerio de Vivienda sobre el precio de la vivienda (que abarca el periodo de los nueve primeros meses de 2005), el precio de la vivienda libre subió el 13,4% entre septiembre de 2005 y septiembre de 2004, la menor subida desde el primer trimestre de 2002. Por su parte, el precio de la vivienda protegida, que está regulado, aumentó un 5,7% interanual, mientras que el índice general de precios, que incluye tanto a la vivienda libre como a la protegida, se incrementó un 13,2%. Estos datos reflejan a juicio de este ministerio la progresiva normalización del valor de los pisos en nuestro país, la cual seguirá durante el próximo año.

enlace a la noticia

 
NOTA: Si crees interesante esta noticia, colabora con su difusión copiando este link y pegándolo en otros foros y blogs:
http://www.viviendadigna.org/?ver_noticia.php?id=2383
 
COMENTA ESTA NOTICIA
 
Nombre/Nick:
  Clave:
(opcional, para usuarios
 registrados en el foro)
Comentario:
 
Introduzca los caracteres de la imagen: Captcha
 
 
ENVÍA ESTA NOTICIA A UN AMIGO
 
Tu email:
  Email de tu amigo:
 
 
 

© 2003-2020. Plataforma por una Vivienda Digna